El campo municipal de La Arboleja volvió a abrir sus puerta a los aficionados al futbol en un acontecimiento que rememoró lo acontecido hace ya cuatro décadas, cuando con los mismos contendientes, C.D. Cieza y Real Murcia, se inauguró el estadio que hoy luce sus mejores galas, gracias a la primera fase de la remodelación que pretende convertirlo en una referencia de las instalaciones deportivas de la comarca. Un evento que se ha aprovechado para dar un homenaje a nuestros agricultores con la celebración de la I Edición del IGP Melocotón de Cieza.

Antes de comenzar el partido, todos los equipos base hicieron acto de presencia al remodelado campo de juego, que ahora luce un espléndido césped artificial, al que fueron saliendo uno a uno hasta formar los casi 300 niños, juveniles y chicas, la palabra Cieza en el centro del campo.

A continuación, el alcalde de Cieza,  Don Pascual Lucas Díaz, acompañado por el Concejal de Deportes, Carlos Semitiel, se dirigió a los aficionados presentes agradeciéndoles su presencia y también el trabajo que desde siempre ha realizado el futbol base en nuestra localidad, y que ahora dispondrá de mejores instalaciones para seguir dando sus frutos.

En los estríctamente deportivo, tanto Real Murcia como C. D. Cieza ofrecieron una muy buena imagen, con un marcador igualado al final de los primeros 45 minutos, tras un primer gol marcado por Boris para el Real Murcia, que fue igualado por Carlos Alcántara que remató un gran centro de Pitu desde el córner tan solo dos minutos después.

Durante la segunda parte, Paco Lorca puso 11 nuevos jugadores y, además, dio minutos a varios juveniles para que disfrutaran del partido y de la fiesta. Meca, canterano del Real Murcia, haría dos goles más para hacer el definitivo 1-3.

El resultado fue lo de menos; lo importante fue la gran noche que disfrutaron los aficionados en el remodelado campo, y el colofón a este I Trofeo IGP Melocotón de Cieza que ha venido para quedarse.