Llega la época de las mejores variedades del mejor melocotón del mundo, por supuesto, el melocotón de Cieza.

Lo compramos por su calidad, por la pinta que tienen, por su sabor… y no pensamos en cuáles son sus propiedades, aunque deberíamos, ya que es un alimento riquísimo en vitaminas y minerales que pueden aportar mucho y bueno a nuestra dieta de verano.

Por eso queremos recopilar todos los beneficios que tiene consumir melocotones, y si además escogemos los mejores, los de Cieza, pues mejor que mejor.

Valor nutricional de los melocotones

El melocotón nos aporta 39 kcal por cada 100 gramos.

Por cada 100 gramos de melocotón 89 gramos son agua, 9 g son carbohidratos, 1.5 g son fibra, 0.5 g de proteína vegetal y su contenido en grasa es prácticamente nulo.

Las vitaminas más destacables de los melocotones son la vitamina C, Niacina o B3, E, riboflavina o B2, tiamina o B1, piridoxina o B6, A (caroteno) y ácido fólico o B9.

Los melocotones nos aportan minerales como potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc, yodo y selenio.

Vamos a conocer en detalle para qué son buenos los melocotones.

Melocotones, 9 propiedades y beneficios para la salud

El melocotón de Cieza, siempre presente en los puestos de fruta en verano

1.- Melocotones en la diabetes.

Tanto para las personas que tienen diabetes como para las que tienen que restringir el consumo de carbohidratos por el tipo de dieta que llevan, el melocotón o durazno es una fruta ideal porque es muy baja en ellos. Además, su contenido en fibra es alto y esto hace que los hidratos de carbono se absorban progresivamente evitando picos de azúcar en sangre (glucemia).

2.- Melocotones para el estreñimiento.

La fibra insoluble que contiene esta fruta es muy importante para mantener un tránsito intestinal regular y prevenir o combatir los casos de estreñimiento y para contribuir a prevenir enfermedades como el cáncer de colon.

3.- Melocotones para la tensión alta.

Debido a su alto contenido en potasio y a su bajo aporte de sodio, el melocotón o durazno es un alimento muy interesante para incluir en la dieta habitual de personas con hipertensión o con cierta propensión a tener la tensión arterial alta.

4.- Melocotones para la vista.

Los antioxidantes como los carotenos que contienen los duraznos o melocotones son muy importantes y beneficiosos para cuidar de nuestra vista y contribuir a prevenir enfermedades en los ojos como cataratas o pérdida de visión nocturna.

5.- Melocotones para mejorar las defensas.

De la composición nutricional del melocotón destaca su contenido en carotenos, antioxidantes que contribuyen a mejorar el sistema inmunológico y a fortalecerlo, combatiendo los daños que ocasionan los radicales libres y previniendo o retrasando la aparición de enfermedades.

6.- Melocotones para la piel, uñas y cabello.

Los antioxidantes que contiene el melocotón (en especial los carotenos) son buenos aliados para que podamos mantener y cuidar de nuestra piel, uñas y cabello, mantenerlos sanos y contribuir a prevenir dolencias que los afecten. Por eso si eres coqueta o coqueto y quieres mantener una piel más joven, los melocotones gracias a su contenido en vitamina C promueven la formación de colágeno que ayuda a tener una piel más flexible y prevenir la formación de arrugas.

7.- Melocotones para las varices.

Otro componente muy importante que posee el melocotón o durazno son las cumarinas, éstas tienen un efecto muy beneficioso sobre los capilares sanguíneos porque aumentan su resistencia, contribuyendo a prevenir dolencias de tipo cardiovascular tan comunes como las varices.

8.- Melocotones para la anemia ferropénica y la fatiga.

El melocotón no sólo nos aporta hierro sino que además tiene Vitamina C, imprescindible para que el hierro se pueda absorber mejor. Pero además, los orejones (los melocotones deshidratados) tienen mayor concentración en este mineral, por lo tanto, si quieres prevenir o combatir la anemia ferropénica (por falta de hierro) y la fatiga o cansancio, incluye en tu dieta habitual esta fruta y en especial cuando está deshidratada.

9.- Melocotones para digestiones pesadas.

Si sueles tener malas digestiones, el melocotón o durazno es una fruta que se recomienda tomar como postre para contribuir a facilitar los procesos digestivos y evitar digestiones lentas o pesadas y mejora la digestión de las grasas.

Como ves, el melocotón es una fuente de salud, idóneo para incorporar a la dieta de manera regular, que nos va a proporcionar muchos beneficios.