La medida supedita su gestión a lo establecido en ordenanzas municipales

La Consejería Agricultura de la Comunidad ha emitido una circular, que se hará oficial en los próximos días a través del BORM, por la que aclara que todos aquellos agricultores que tengan que desprenderse de los restos de poda y no tengan posibilidad de triturarlos, podrán hacer uso del fuego para acabar con ellos.

La misiva establece una serie de condiciones técnicas a las que estarán sometidas las quemas, entre las que destaca la distancia mínima de zonas forestales, que será de 400 metros, y que en todo caso estarán sujetas “a las ordenanzas municipales y de la legislación en materia de Medioambiente y salud pública que sea de aplicación”.

La nota de la Consejería hace referencia en la justificación de motivos de dicha autorización a las dificultades que encuentran los agricultores para la gestión adecuada de los restos de a través de empresas autorizadas, dado su escaso número y a la dificultad de su triturado para incorporarlos al suelo dado el alto coste de la maquinaria, y no estár las explotaciones configuradas para su acceso, resultando un opción del todo inviable, siendo además motivo de proliferación de organismos nocivos con enfermedades que luego pueden transmitirse al resto de cultivos en caso de hacerse de forma continuada.

Por ello, la Consejería «declara la quema controlada de restos vegetales procedentes de la poda u otras operaciones de cultivo como medida para evitar la propagación de plagas, reducir su población, mitigar sus efectos o conseguir su erradicación en los cultivos de frutales de hueso y pepita, almendro, vid, olivo y hortícolas tanto al aire libre como invernadero».

El Ayuntamiento de Cieza, a través de un escrito de la Concejalía de Medio Ambiente, señala que ante la situación que se ha generado, el alcalde, Pascual Lucas, ha transmitido su preocupación a la Federación de Municipios para que inste a la Comunidad a que aclare con los órganos autonómicos correspondientes la situación generada y que, a tenor del artículo 14 de la Ley de Sanidad Vegetal, que sean las Oficinas Comarcales Agrarias las que emitan las autorizaciones pertinentes.